Cómo preparar aceites aromatizados

Los aceites aromatizados son muy fáciles de preparar. Son un as en la manga para cualquier cocinillas que se precie. Conviertes tus recetas en algo más, sólo con la ayuda de un buen aceite y tus aromatizantes preferidos. Lo mejor es tener varios y emplearlos dependiendo de tus necesidades. Tener en la despensa dos o tres botes de aceites aromáticos caseros y usarlos luego al estilo “gran chef”, sin hacer grandes esfuerzos es un plus.

¿Cómo conseguimos aromatizar nuestro aceite? Es fácil, muchas moléculas aromáticas son solubles en grasas, lo podéis ver a diario en el perfume que os ponéis por la mañana antes de salir de casa, el principio es el mismo. En la cocina casera ya se emplean habitualmente y le dan un toque especial a los platos.

Estos aceites se pueden usar tanto en platos fríos como calientes. Aunque en el caso de mayor temperatura, siempre vamos a perder sabor y aroma. También debemos tener en cuenta que cuanto más concentrado sea el aceite más sabor y aroma tiene. El tiempo de macerado del aceite con los ingredientes aromatizantes también influye, con lo que algunos pueden ser muy fuertes y con unas gotas basta.

Son perfectos para ensaladas y verduras, pero también valen para acompañar carnes, pescados, arroces, pasta… la lista es muy larga y por supuesto la imaginación y saber combinarlos ayuda. Jugar con el sabor del plato y el del aceite. Pero lo más importante es que el aceite que empleéis sea de buena calidad.

Mis 4 aceites aromatizados preferidos

Aceite aromatizado para postres. Limón, naranja y canela

  1. Lavamos bien el limón y la naranja, secamos con papel o un trapo de cocina.
  2. Pelamos las frutas sin coger la parte blanca y se dejan secar las cortezas bastante tiempo, hasta que estén muy secas. Si no tenéis tiempo podemos emplear el micro, bastará con ponerlas entre papel absorbente durante 3 minutos a intervalos de ½ minutos a 600 W. Podéis ver el resultado en el vídeo, quedan perfectos.
  3. Se introducen en un litro de aceite de girasol Abril. Añadimos las ramas de canela partidas a la mitad. Por último, añadimos el cardamomo, 5 semillas que hemos partido para añadir más aroma y sabor al aceite.
  4. Dejamos macerar el aceite un mínimo de 4 semanas y podemos emplear para frituras de buñuelos, donuts, rosquillas… incluso para aportar sabor a unas crepes o filloas.
  5. Otra forma sería calentar suavemente el aceite con las cortezas hasta que esté templado. Enfriar, añadir el resto de ingredientes y dejar en maceración.

Aceite aromatizado con ajo y guindilla

  1. Pelamos 10 dientes de ajo y los cortamos a la mitad. Los ponemos dentro de la botella junto con algunos granos de pimienta y una hoja de laurel.
  2. Llenamos con 1/2 litro de aceite de oliva virgen extra Hojiblanca Abril. Quedaría por añadir los granos de pimienta (unos 10, de varios tipos, verde, rosa y negra). Y por último la guindilla, si no sois amigos del picante, fácil, eliminad este ingrediente de la lista.
  3. Me gusta ese toque picantón, con lo que suelo partir la guindilla fresca en trocitos y no deshecho las pepitas. Dejamos reposar por 4 semanas.
  4. Si quieres emplearlo para unas gulas o unas gambas se añadiría tal cual. Si es para acompañar una ensalada o un plato de verduras mejor filtrarlo.
  5. Opción de aceite concentrado. Pelamos una cabeza de ajos y trituramos en la batidora junto con ¾ de litro de aceite de oliva virgen. A continuación, ponemos la mezcla durante 2 o 3 horas a fuego muy suave sin hervir. El ajo se irá depositando en el fondo.
  6. Con cuidado filtramos y añadimos el resto de ingredientes. Importante, sólo se utilizan unas gotas cada vez ya que es muy fuerte.

Aceite de hierbas aromáticas

collage del proceso de elaboracion de aceites aromatizados

  1. Colocamos las hierbas elegidas en un bote.
  2. Añadimos granos de pimienta, una hojita de laurel y la piel de limón seca (ya os expliqué en el primer aceite como hacerlo). Cubrimos con aceite suave de oliva Abril dejándolo en maceración de 3 a 4 semanas.
  3. Las hierbas han de ser fresca y vale cualquier hierba aromática.
  4. Se hace también con hierbas frescas utilizando solo la mitad de lo que hemos empleado en la anterior mezcla. Se trituran con el aceite y se filtran sin maceración.
  5. Este aceite sale de color verde. Esta forma de preparar el aceite está especialmente indicada para el perejil, la albahaca y el cebollino. Suelen ser perfectos para decorar platos. Antes de usarlo hay que filtrarlo.
  6. Acompaña muy bien las ensaladas y también podemos marinar las carnes blancas.

Aceite de frutos secos

  1. Para este aceite necesitamos 100 gramos de una mezcla de piñones, almendras y avellanas. También podemos emplear sólo uno de los frutos secos, así sabrá más a este fruto seco. Y rellenamos con ½ litro de aceite de oliva suave Abril.
  2. Dejamos en maceración al menos tres semanas y luego se filtra desechando los frutos secos.
  3. Acompaña muy bien las ensaladas y también podemos marinar las carnes blancas.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *