ABRIL Y EL MEDIOAMBIENTE


Aceites Abril cuenta con diversas herramientas para garantizar la oferta a la sociedad de productos de máxima calidad a través de su compromiso con el Medio Ambiente y la implicación para la Mejora Continua. El objetivo final es la prevención y minimización de la contaminación, así como, el fomento del reciclado, la reutilización y la valorización de los residuos generados

La gestión de los residuos no peligrosos: papel, vidrio, plástico, chatarra, consumibles informáticos, madera, bidones metálicos, lodos depuradora, aceite comestible usado, pastas jabonosas, ácidos grasos etc. se realizará siempre atendiendo a las prioridades de gestión establecidas en la Ley 10/1998 de Residuos, y a las tecnologías existentes y económicamente viables: reutilización, reciclado, valorización y eliminación.

Cuando sea necesario se solicitará a los proveedores autorizados la recogida de los diversos residuos no peligrosos supervisando la correcta recogida y almacenamiento durante su permanencia en la empresa.

La gestión de los productos peligrosos: aceite usado, envases contaminados, baterías de plomo, disolventes, aerosoles, etc. se realizará siguiendo las instrucciones de la IT.M-04-02. Cada operario procederá a la retirada y envasado de los residuos peligrosos que se generen en su puesto de trabajo. Posteriormente se identificarán siguiendo las directrices del R.D. 833/1988 (modificado por el R.D.952/97) y se almacenarán (nunca por un período superior a 6 meses) en el cuarto de almacenamiento de residuos ubicado en la zona exterior de la planta de producción hasta que el gestor autorizado los retire.