Bloody Mary con aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva se ha hecho un espacio dentro del mundo de la coctelería. Aunque nos parezca lo contrario, el aceite de oliva proporcionará un cuerpo diferente a los cócteles, añadiendo textura y aumentando el sabor de la bebida en boca. De entre todos los cócteles que se pueden condimentar con AOVE, hemos elegido para este fin de semana el Bloody Mary con aceite de oliva virgen extra.

Al cóctel Bloody Mary le llaman el cóctel antiresaca. Las propiedades saludables del tomate acompañadas del alcohol, mitigan la resaca. Aunque no está del todo contrastado se dice que la resaca viene siendo el síndrome de abstinencia originado por la ingesta de alcohol horas antes. De todos modos, no se recomienda que se emplee para curar la resaca porque al beber más alcohol estamos prolongando la toxicidad e inevitablemente sufriremos la resaca, sólo la estamos posponiendo. Así que ya sabéis, prevenir es el mejor remedio. Beber con moderación y responsabilidad.

Bloody-Mary-aceite-de-oliva-virgen-extra

Ingredientes

  • 40 ml. de tu vodka favorito.
  • 75 gr. de zumo de tomate.
  • 15 ml de zumo de limón o de lima.
  • Una pizca de sal.
  • Una pizca de pimienta negra recién molida.
  • 3 gotas de salsa Worcestershire o salsa inglesa.
  • 4 gotas de salsa tabasco.
  • 10 gotas de aceite de oliva extra virgen Arbequina.
  • 1 rama de apio.
  • Hielos

Preparación Bloody Mary con aceite de oliva virgen extra

Como la mayoría no disponemos de una coctelera lo vamos hacer directamente en el vaso.

  1. Vertimos el zumo de limón en un plato. Cogemos el vaso y lo posamos boca abajo para que se impregne de zumo limón. A continuación, lo volvemos a posar boca abajo sobre otro plato con sal para que se quede pegada en todo el borde.
  2. Echamos los hielos y el vodka y el zumo de limón.
  3. Aderezamos con un pellizco de sal y pimienta. Si usamos una molida perderemos las sustancias aromáticas orgánicas que se evaporaron rápidamente al molerla. Mejor si la molemos en el momento de usar. La sal actuará como un potenciador del sabor.
  4. Añadimos la salsa, el tabasco y las gotas de aceite de oliva virgen extra. Se recomienda un arbequina por ser más afrutado y suave que el resto de variedades de aceite de oliva.
  5. Completamos con el zumo de tomate. Removemos bien y finalizamos añadiendo la ramita de apio para adornar.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *