3 Consejos de belleza con aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva es un producto muy apreciado en la gastronomía internacional, tanto por sus infinitas posibilidades culinarias, como por sus innumerables beneficios para la salud. Además de favorecer el buen funcionamiento de nuestro organismo, se ha descubierto usos de belleza. El aceite de oliva será nuestro aliado perfecto para mantener un cutis perfecto, una piel hidratada y un pelo sano. No os olvidéis que el único aceite de oliva que contiene intacto todas sus bondades, algunas de las que comentaremos a continuación, es el aceite de oliva virgen y el virgen extra. A continuación 3 trucos de belleza con aceite de oliva:

1. Consejo de belleza con aceite de oliva para cutis graso

mujer-con-mascara-de-aceite-de-oliva-y-huevo

La piel grasa es un problema común derivado de una sobreproducción de grasa de las glándulas sebáceas. Aunque parezca contradictorio, con aceite de oliva no vamos agravar el problema. Nada más lejos, de hecho con el aceite de oliva conseguiremos regular el trabajo de estas glándulas. Para que funcione el tratamiento es importante aplicar el aceite de oliva en el cutis bien lavado, como si fuera una crema. Basta con una gota, una fina capa y si podemos, mejor dejarlo actuar durante toda la noche. Tu cutis más jovial.

2. Consejo de belleza con aceite de oliva para una piel seca

Aunque existen diversas cremas para hidratar y humedecer la piel, no son comparables a los beneficios que otorga un producto natural. La mejor alternativa para mantener tu piel hidratada es el aceite de oliva. Gracias a su composición graso facilitará la absorción de las vitaminas antioxidantes aportando hidratación y suavidad a la piel. Luce tu piel suave.

3. Consejo de belleza con aceite de oliva para el pelo seco

belleza-con-aceite-de-oliva-para-el-pelo

La riqueza en vitaminas antioxidantes del aceite de oliva, en especial la vitamina E, es muy beneficioso para el cabello:

  • Hidrata el pelo y recupera el brillo del cabello.
  • Repara puntas dañadas y encrespadas.

En los supermercados y tiendas existe una gran variedad de champús con un porcentaje de aceite de oliva. Si preferimos los productos caseros, siempre podemos aplicar el aceite de oliva en nuestro cabello de la siguientes maneras:

  1. Mascarilla con aceite de oliva sobre el pelo. Basta con mezclar 4 cucharadas de aceite de oliva (cantidad orientativa, depende mucho del tipo de cabello y el volumen) con huevo batido. Aplicamos la mascarilla uniformemente por todo el cabello y dejamos que actúe durante 15 min. A continuación lavamos el cabello con agua templada hasta que eliminemos la mascarilla. Conseguiremos hidratar y revitalizar el pelo. Podemos aplicar la mascarilla 1 vez a la semana. Tu pelo se verá radiante.
  2. Nutrir directamente el pelo con aceite de oliva. Rociamos el cuero cabelludo con aceite de oliva, empezando por la raíz hasta las puntas. Masajeamos durante unos 10 minutos, de este modo ayudaremos a que la sangre circule a través de toda la zona y favoreceremos el crecimiento de los folículos pilosos que son los conductos en los que se sitúa el pelo . Acto seguido lavamos y aclaramos el cabello. Este proceso lo podemos repetir cada 2 días. Se acabaron las puntas dañadas.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *